top of page
  • Foto del escritorEsmeralda Fernández Barrones

HENRI DE MALROME: ARTE Y VINO AL SERVICIO DE LA FAMILIA TOULOUSE-LAUTREC

Imagen de la web oficial de Château Malromé (www.malrome.com).


No es casualidad reconocer a Henri de Malromé (Henri de Toulouse-Lautrec) como el hijo de la condesa Adèle de Toulouse-Lautrec, pintor y cartelista posimpresionista de finales del siglo XIX. Sin embargo, la marca de Henri de Malromé está más relacionada con el mundo vinícola que con el mundo del arte.


Ya en 1883 la condesa Adèle de Toulouse-Lautrec compra el castillo de Malromé, en la zona de Burdeos (Francia). Este lugar se convierte en el refugio de la familia tras un divorcio inesperado y repentino. Para Henri de Toulouse-Lautrec es el lugar de descanso por excelencia después de sus largos periodos en Francia donde trabaja en los talleres de arte bajo la supervisión de Léon Bonnat y Fernand Cormon. El talento de representar las noches parisinas se funde con la pasión por el mundo vinícola. Tal es la perfección y la obsesión por la creación de Henri, que se atrevió a decir “cuando las vacas coman uvas, yo beberé leche”.


Desde el 2013 la marca Henri de Malromé es gestionada por la familia Huynh quién ha hecho de Château Malromé una auténtica remodelación de sus instalaciones y la actualización de los procesos de extracción y producción del vino siendo más sostenibles y menos nocivo para el medio ambiente. También han abierto las instalaciones para visitas guiadas convirtiéndose en el lugar ideal para cualquier tipo de ceremonia.


Para los amantes del vino, sus productos son tan variados y exquisitos que hace que Henri de Malromé sea el acompañante ideal para las comidas. En los tintos, empezamos por La Tourelle de Lancre (Burdeos) hermoso color granate con toques morados, especiado con

pimienta, clavo, eucalipto. Combina muy bien con aves, carnes rojas y todas las variantes de quesos. Sólo se puede beber a los 5 u 8 años después de haber sido embotellado.


La Réserve Henri (Burdeos Superior). Intenso y de aromas de frutas rojas maduras. En boca fresco y fino, y en paladar con taninos redondos y elegantes. Se sirve entre 16ºc y 18ºc. Combina perfectamente con el lomo de res, pato a la naranja, confit de pato, cerdo con especias, huevos revueltos. La edad media del vino son 35 años. Ya en los vinos blancos nos encontramos con La Roche de Lestang (Burdeos blanco) de color amarillo pálido y aromas frescos y florales; muy armonioso en el paladar. Se sirve entre los 8º y 10ºc y es ideal para pescados, carne blanca, mariscos, ostras, salmón y todos los tipos de pescado de río.

Y por si fuera poco, Henri de Malromé tiene una colección exclusiva de licores. El más sublime de los que contiene su catálogo es La Reserva secreta, brandy francés. De color amarillo dorado y fragancia floral, con un toque de pimienta y perfume de almendras, frutas secas y un delicado toque a vainilla, este brandy se reconoce como la mejor elección para acompañar las más importantes y especiales veladas.

A pesar de su origen francés, sólo se puede acceder a la marca Henri de Malromé a través de las catas y visitas guiadas en el propio Château de Malromé ya que su comercialización se ha centrado en tiendas vinícolas y restaurantes asiáticos.

Nos vemos en los siguientes artículos en Barrow Lifestyle y en nuestras RR.SS: Linkedin, Facebook, Instagram y Telegram.

Sencillamente, ¡gracias!

Keep dreaming!

67 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

ความคิดเห็น


bottom of page