top of page
  • Foto del escritorEsmeralda Fernández Barrones

TIPS DE PROTOCOLO 12: ¿QUIÉN PAGA? EJEM,… LA CUENTA, POR FAVOR.

Imagen de Allef Vinicius facilitada por Unsplash.


En esta ocasión, el consejo de protocolo de esta semana viene a recordarnos lo que para algunos ya es una anécdota casi de la época del pleistoceno. Quizá ya nos hayamos olvidado de las invitaciones de comidas, cenas, aperitivos, … por motivos de celebración, negocios, … pero, hasta no hace mucho, los reencuentros eran cotidianos y el momento del pago también.


Para llevar este artículo lo más actualizado posible, consideremos que la invitación hoy implica (o debería darse a entender) el pago por parte de la persona que ofrece la velada y no por parte de la persona invitada. Una recomendación desde Barrow Lifestyle es, si crees que puede dar a confusión, por favor, deja claro desde un principio que el pago será a partes iguales; o sino, sé responsable y afronta la situación de la forma más elegante posible.


A continuación, vamos a puntualizar algunos tips para que el momento del pago no se convierta en una situación incómoda:


1.- Quien invita, paga (así de fácil y sencillo).


2.- Evitar batirse en duelo o que la cuenta vaya de mano en mano siendo revisada por todos y cada uno de los comensales para ver quién paga como si de una subasta se tratase.


3.- Evitar en lo posible, involucrar al camarero o maître para que rechace la tarjeta o el dinero de otro comensal.


4.- Evitar montar un espectáculo llamando la atención de otras mesas lanzando una moneda al aire; es muestra de falta de decoro y deja abierta la posibilidad de que no ha sido una invitación, sino un favor que debe ser devuelto con creces.


5.- Si nuestra intención es la de pagar, hable previamente con el maître o jefe de sala y llegado el momento, finja una excusa para ausentarse de la mesa durante un breve tiempo y páguela discretamente, sin alardeos majestuosos.


En estas situaciones, la sencillez y el sentido común nos puede salvar de un mal trago, sobre todo si estamos en un restaurante de cierto estatus social. Ser espontáneo y respetuoso marca la diferencia además de marcar una buena reputación. No hay nada más noble que el de cumplir con la palabra. Así que recuerda: quien invita, paga -fin de la discusión- (y si no lo entiende, siempre le puedes recomendar nuestros artículos de protocolo en Barrow Lifestyle 😉 ).


Imagen de Blake Wisz facilitada por Unsplash.


Nos vemos en los siguientes artículos en Barrow Lifestyle y en nuestras RR.SS.: Linkedin, Facebook, Instagram, Telegram y Youtube.


Sencillamente, ¡gracias!


Keep dreaming!


142 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page